Blogia
Ramón de Aguilar

Mariscada de sardinas

Mariscada de sardinas

          

           Ayer llegaron a casa los primeros ejemplares de mi nueva novela, Mariscada de sardinas… Aunque lo de nueva sea una forma de decir que el libro acaba de editarse; lo que es la novela en sí, por más que la haya trabajado y corregido hasta el final, tiene su origen en una idea que se me ocurrió hace casi treinta años, cuando vivía en Tabernes de Valldigna y estaba empleado en un banco… Allí, observando desde la caja a los veraneantes que, fuera de temporada, venían de Madrid; y escuchando los comentarios, no demasiado cariñosos, de mis compañeros (Aniceto, Chiva y David, el apoderado); empecé a pergeñar una historia que no terminaría de encauzarse hasta que, años después, al poco de vivir en Requena, me viese envuelto, como testigo, en el proceso judicial que los Servicios Sociales siguieron contra mis vecinos, una extraña pareja que dormía pared por medio de mi habitación… Mas entrar en detalles sería contar otra historia que, al final, ya nada tiene que ver con la de la novela.

            Lo que ahora quería deciros, al presentárosla, es que se ha publicado en la Colección Solidaridad, de Publicaciones Acumán, y eso le añade un valor al literario que pudiera tener… Para explicarme os voy a reproducir parte del texto que, después de la narración, aparece en las últimas páginas del libro:

 

                        Las novelas, como las antiguas películas, terminan en la palabra FIN  o, si el autor no la escribe, allí dónde debería aparecer. Pero los pliegos que las contienen continúan más allá de sus páginas y portadas… Quiero decir que permanecen como tales, bien sea en los estantes de una biblioteca, sobre la mesita de noche, en los anaqueles de una librería, en una caja de cartón olvidada en el desván. El libro se compra, se presta, se regala, se pierde, se vuelve a vender en el Rastro, lo heredan los nietos y algún día acaba reciclado, convertido en nuevo papel… Mas hay ejemplares, como éste que tienes entre las manos, que desde el primer momento, ya antes de ser leídos, se transforman, y no en pasta de papel sino en comida, ropa, zapatos, medicinas, útiles de aseo y limpieza, material escolar… porque, como sabes, cada uno de los euros que pagaste al comprar este libro y te dieron la posibilidad de leer esta novela, Publicaciones Acumán lo ha destinado al sostenimiento del Hogar Niña María, en Mariquita (Tolima-Colombia), donde se da acogida a niñas que, huérfanas o por la difícil situación de su entorno familiar, son víctimas o están altamente expuestas a peligros físicos y morales… (eufemismo que nos evita tener que dar detalles del drama humano, del infierno personal del que cada una de ellas puede haber sido rescatada).

                   …

                   En estos momentos el Hogar tiene acogidas 38 niñas en régimen de internado y atiende a otras 10 como Hogar Día. Se está preparando para duplicar su capacidad y ha mejorado sensiblemente las condiciones en las que ofrece a las pequeñas una vida más segura, digna y con posibilidades de un futuro que, fuera de él, no hubieran encontrado. Para colaborar a ello, el autor de este libro y Publicaciones Acumán han acordado dedicar los ingresos generados por esta novela al mantenimiento de esas niñas: a su alimentación diaria, su ropa, sus estudios, su salud… Podrás encontrar información actualizada, y hacer un seguimiento de las donaciones, a través de la Web de la editorial (www.publicacionesacuman.unlugar.com), así como algunas referencias en este blog.

                  …

                  Gracias por vuestra generosidad

                                                                 … y gracias por leer.

 

 

            No seáis mal pensados. Si os adelanto lo que vais a encontrar al final del libro no es para conmoveros e incitaros a adquirirlo: En ningún momento he pensado pediros a mis amigos que lo compréis… lo que quiero es que ayudéis a venderlo; no que me apoyéis a mí, sino al proyecto; que seáis conscientes de que con cada ejemplar que logréis que se venda, habréis conseguido enviar 10 euros a estas niñas de Mariquita, en el corazón de Colombia.

 

            Y repito: Gracias por vuestra generosidad… gracias por leer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

pedro -

Magnifico libro y estupenda ejecución, un muy buen libro por una muy buena causa.Enhorabuena por tu generosidad solidaridad y que nunca la gente deje de gozarla.

Ramón -

Muchas gracias a todos los que os habéis interesado por la novela. Sólo deciros que a esta fecha (08.11.2008), ya hemos enviado 3.300 euros a Colombia. Si alguno no pudo conseguirla y sigue interesado (en leerla o en colaborar con el proyecto), que trate de ponerse en contacto con la editorial (http://www.publicacionesacuman.unlugar.com), o conmigo.

Iluminada -

Estimado Ramón:

Mi más sincera enhorabuena por tu nueva novela, a la que, sin ninguna duda, me gustaría leer. Ya me dirás dónde puedo adquirirla, como siempre, sabes que soy tu fiel y entusiasta seguidora. Un abrazo.

cristina -

seguro que lo voy a leer, hace muchos años que espero leerlo

Joaquin Montero Paz -

Que alegría que haya en el mundo personas con tanta generosidad, Dios bendiga tan linda iniciativa y cuente con la comra de la novela cuando visite Colombia

carmina -

Felicidades primo por dos cosas,la primera por tu solidaridad en este mundo de egoismos cronicos y la segunda por el libro,la portada(de momento lo único que conozco ) me gusta mucho y se intuye tu imagen frente al mar.
Lo pienso comprar ,regalar y recomendar no lo dudes.
Espero verte pronto,ven por Murcia,un abrazo carmina.

ANDRES LORENTE ESTEBAN -

Felicidades por tu generosidad solidaria.
Hemos comprado el libro y le daremos difusión por Cartagena.
Isabel y Andrés

Gracia -

Me parece una idea estupenda y solidaria.
Enhorabuena.
Compraré el libro.

Pablo -

Pues voy a hacer el pedido ahora.
Un abrazo.
Pablo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres