Blogia
Ramón de Aguilar

Elena Pérez

Elena Pérez

Elena había aparecido en la oficina a última hora de una tarde de invierno, cuándo estábamos a punto de cerrar y la noche entraba a chorros por los cristales. Traía un libro de poesía en la mano y unas grandes e invisibles alas en la espalda; al principio, con los reflejos de los tubos de neón, no supe distinguir si de hada o de mariposa. Era lo primero y, al parecer, ella ni se había dado cuenta de que las llevaba.

Su nombre era de heroína de novela, de musa de guerreros, de protagonista de epopeyas… y ella, que sólo quería la paz, parecía dispuesta a desarmar todos los ejércitos con una caricia de su mirada.

Su apellido era de ratón misterioso y mágico, capaz de convertir el diente recién caído en una moneda resplandeciente o en un estuche de colores... pero te conformabas con el ungüento de sus palabras, o el bálsamo de su silencio, para curar la herida que la pérdida te hubiera producido.

Su apariencia era la de un hada de cuento, de las que convierten en niños a los muñecos de madera, de las que te conceden tres deseos… y tú sólo tenías uno: sólo querías quedarte con su sonrisa para siempre.

... Y si alguien quiere saber más de Elena, que no deje de leer este bello texto que nos envió a sus amigos el día que, hace poco, cumplió cincuenta años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Ramón -

Desde ahora, también podéis visitar el blog de Elena. Se llama "Perdidamente enamorada de la vida", tenéis su enlace en la columna de la derecha y ésta es su dirección: http://elmardeelena.blogspot.com/

Puri Novella -

Hola Ramón, ya hacía tiempo que no pasaba por tu blog... siempre con sorpresas y emociones nuevas... Espero llegar a los 50 con el entusiasmo de Elena, o en cualquier caso, con entusiasmo. Te dejo la dirección de mi blog recién estrenado, todavía en "zapatillas de ir por casa" ya sabes que las herramientas informáticas y el diseño gráfico no son lo mío. Besos y buen verano para tí y Eliana.

Pablo -

No sé si conoces esos premios bloggeros que circulan... pero bueno, como me han mencionado en uno, y yo tengo que nombrar a otros cuantos... Pues que estás ahí. (En mi nueva página)

Beatriz -

Ramón, que delicia tu carta a Elena, que bella la carta de Elena y que suerte conoceros a los dos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres